Labrador

El Labrador no es un perro faldero, aunque él querrá sentarse en su regazo y besarle constantemente. Necesitarán válvulas de escape para su abundante energía



Detalles

El Labrador no es un perro faldero. Seguro que él querrá sentarse en su regazo y besarle constantemente, pero es demasiado grande como para sentarse en su regazo mientras está usted leyendo o enfrente del televisor. A los Labradores les gusta estar cerca de usted, eso es seguro; pero veintisiete kilogramos son demasiado para el regazo de cualquiera.A los Labradores les encanta jugar, preferiblemente teniendo cerca de ellos a sus propietarios, en los que confían.

Ya que la raza está diseñada para perseguir a las aves en los humedales o para nadar para cobrar un pato al que se ha abatido, tiene mucha «energía que quemar». Como la mayoría de los propietarios de un Labrador no tienen ni la inclinación ni el tiempo para llevárselos fuera un fin de semana para cazar patos, los Labradores necesitarán válvulas de escape para su abundante energía.

  1. Altura a la cruz: 56 o 57 cm en los machos
  2. Peso: de 30 a 35 kg
  3. Capa: negra, amarilla o marrón
  4. Promedio de vida: doce años
  5. Carácter: adaptable, amistoso y dócil
  6. Relación con los niños: excelente
  7. Relación con otros perros: muy buena
  8. Aptitudes: cobro de caza menor, marcado atavismo por el agua, perro de compañía y perro guía para ciegos
  9. Necesidades del espacio: casa con jardín
  10. Alimentación del Labrador Retriever: de 500 a 600 g. diarios de alimento completo seco
  11. Arreglo: ninguno
  12. Coste mantenimiento: razonable